¡Cree en Dios y cree en vos!

Yo no sé el tipo de problemas que estás enfrentando.

Puede ser un problema personal, conyugal, familiar, no sé lo que está afectando tu estima o tu desempeño profesional o tu liderazgo frente al negocio.

Pero una cosa sí sé: No todo está perdido.

Siempre existe “una última cuerda” y es tocando con ella que ejercerás tu talento.

Tocando con ella vibras y dejas huellas en el infinito.


Aprende a aceptar lo que la vida te da y debes estar seguro de que siempre te dejará una última cuerda.

Cuando estés desanimado recuerda tu última cuerda y nunca desistas.

Aún existirá la cuerda de la persistencia inteligente, del “intentar una vez más”, del dar un paso más con un enfoque nuevo.

Despierta el Paganini que existe dentro de ti y avanza para vencer.

Victoria es el arte de continuar, donde los otros resuelven parar.


Cuando todo parece desmoronarse, bríndate una oportunidad y continúa hacia adelante.

Toca la cuerda de la motivación y consigue arrancarle buenas vibras para que obtengas los resultados positivos.


Pregúntate:

¿Quién motiva al motivador? ¿Quién motiva tu cerebro?, ¿Qué motiva tu mano qué toca tu violín?

No te frustres, no te desesperes, si estás atento encontrarás la última cuerda.

La cuerda del aprender de nuevo para deslumbrar y aprovechar tu mágico y único talento.

Nunca la vida te romperá todas las cuerdas.


Si los resultaos están mal, es tu oportunidad de tocar la última cuerda, la de la imaginación que reinventa el futuro con innovación continua.

Confía en que la cuerda restante será la que te dará el mayor resultado.

Y si acaso, estuvieras en el fondo del pozo, en donde las fuerzas te han abandonado casi por completo debe decirte ésta es “mi oportunidad” de tocar con la mejor vibra del universo y levantarte: Cree en Dios y cree en Vos.

¡Creen en ti amigo querido!


5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo